Sunitas y Chiitas

| El sunismo y el chiismo son las dos ramas del islam con mayor cantidad de fieles. Se estima que el sunismo es la corriente con más creyente, entre el 86% y 90% de los musulmanes pertenecen a esta rama, y se definen como la más tradicional y ortodoxa de la religión (BBC, 2016). Los chiitas actualmente suman entre 120 a 170 millones de fieles, aproximadamente una décima parte de todos los musulmanes.

Sunitas y Chiitas

En el artículo de la BBC titulado “Cuáles son las diferencias entre sunitas y chiitas, el trasfondo del conflicto entre Arabia Saudita e Irán” se indica que los países con 80 y 100% de población sunita son Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Egipto. (BBC, 2016). Los chiitas son mayoría en Irán, Irak, Bahréin, Azerbaiyán y, según algunos estimados, Yemen.

160104121511_shia_mid_east_624map_spanish

Entre las principales diferencias se encuentra que el sunismo sigue a los califas, personas cercana al Profeta mientras que los chiitas consideran que el liderazgo religioso correspondía al yerno y primo de Muhammad: Ali ibn Abi Talib.

Para Pablo Sapag, periodista de guerra y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, “los suníes consideraban que el sucesor de Mahoma no necesariamente debía tener un vínculo sanguíneo con el Profeta. Lo importante para ellos era que siguiera la suna o el camino del Profeta. De ahí su nombre. Chií, mientras, viene de partidarios, (…) Eran partidarios de que se siguiera una sucesión por vía familiar, aunque fuese indirecta. Eso marcó la ruptura”.

Otra característica distinta entre estas dos ramas es el imanato, un elemento “clave del chiismo y el principal desacuerdo con el sunismo. Así, los chiitas creen que esos líderes espirituales son infalibles en todos los asuntos, actos, principios y creencias y que son los intermediarios entre el pueblo y Dios.” (RT, 2016)

160104121511_sunni_mid_east_624map_spanish

Sapag indica que “los chiíes quedaron en minoría y por lo mismo se desarrollaron en ámbitos alejados del poder político y urbano. De ahí que fuera una rama del islam que inicialmente prendió en sectores iletrados y no árabes, lo que hizo que su proselitismo fuese mucho más representado que el de los suníes. En ese sentido, parecido al catolicismo, con procesiones, etc. A partir de ahí se desarrollaron estructuras clericales distintas que hicieron que de la división por una cuestión sucesoria se pasara a una de interpretación teológica y religiosa.”

Sapag: En todo caso, no creo que esas diferencias tengan nada que ver con los actuales conflictos en Oriente Próximo y Medio, que a mi juicio se deben a intereses políticos, económicos y energéticos de potencias regionales y globales. Lo otro es una excusa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s