OPINIÓN: AMO ¿En entredicho?

La apuesta definitiva por el gobierno nacional para salvar la economía con el Arco Minero del Orinoco (AMO) se resiste a la realidad que enfrenta la precariedad en zonas tan prósperas como peligrosas.

El Arco Minero del Orinoco es una propuesta de desarrollo que contempla una zona cerca de 114 kilómetros cuadrados como parte de los 15 motores propuestos por el ejecutivo nacional para el rescate de la economía

Arreaza: Estamos a días de la victoria del pueblo minero con la Constituyente

¿POR QUÉ AHORA?

Las causas que han llevado al gobierno a poner sus ojos nuevamente en el tesoro al sur del estado Bolívar parecen ser claros: el progresivo descenso de los precios del petróleo bajo un esquema económico decadente, que sumerge entre los controles y la corrupción generalizada.

La bonanza petrolera, que calcula la entrada de más de 900 mil millones de dólares desde el año 1999, solucionaba fugas millonarias producto de las deficiencias del administración pública.

La intromisión del Estado en sectores productivos del país, que anteriormente pertenecían a privados aunado a la gerencia mal practicada han sido el reflejo de las cifras que se presentan a diario: 176% de inflación sólo en 2017, que estima llegar a 1000%, según datos de la Asamblea Nacional.

Hoy en día, en una emergencia económica permanente, el gobierno parece finalmente dispuesto a reactivar todos los sectores de la economía, luego de su inoperancia por estas zonas, lo cierto es que hay mucho por desarrollar, en un terreno prácticamente virgen

Especial: Cómo Venezuela pasó de la bonanza petrolera a la emergencia económica

VISITA A SU PRIMERA PLANTA

Durante nuestra visita a las zonas adyacentes a El Callao, quisimos lograr un acercamiento que nos proporcionara una visión real de la situación: el trabajador de a pie, ese que lucha incesante por condiciones estables para laborar, que le ofrezca por supuesto, una estabilidad económica básica para cumplir sus expectativas y necesidades.

Conocer la empresa pionera por parte del Estado al desarrollo del Arco Minero del Orinoco, nos permitía, además, conocer las expectativas acerca del futuro de este proyecto que estima la modernización de las prácticas actuales, aún arcaicas y muy cuestionables condiciones salubres.

Desde su fundación, han operado y creciendo sobre la marcha, cuentan con aproximadamente 120 empleados, su idea es mantener un grupo reducido de personas que aseguren la operatividad. Las malas experiencias con la empresa estatal Minerven, en la que existe sobrepoblación de empleados han sido tan ruinosas como para no repetirse.

El desarrollo de este proyecto que promete industrializar en sector minero del país, actualmente se reduce a pocas plantas inauguradas como estas, que si bien es un buen inicio, el verdadero objetivo pasa por la planificación adecuada junto la preparación de los mineros a lo largo del territorio nacional, un acuerdo justo para no continuar una extracción clandestina.

AÑOS DE UNA TIERRA SIN CONTROL

El periodista del Correo del Caroní, German Dam, nos ofrecía una visión particular de esta zona, sobre una sociedad que aprueba generalmente por omisión los sindicatos como forma de gobierno. Una realidad que se da luego de la salida de empresas canadienses y estadounidenses de los territorios mineros en el año 2011, que tuvo como consecuencia, retroceso en el control del Estado, que restó desarrollo y calidad de vida de los trabajadores.

Desde aquel momento, el desgobierno se apoderó de estas zonas en donde existen distintos frentes de poder, divididos por los yacimientos auríferos.

Desde el primer instante pudimos constatar el ambiente social a nuestro alrededor, la inseguridad de las personas hacia desconocidos los mantiene en alerta permanente, pocas veces salen palabras demás ante los cuestionamientos.

La idea del gobierno ir legalizando poco a poco las brigadas mineras, hasta ahora son muy pocos los incluidos, ya que la minería artesanal sigue siendo más rentable que pasar a ser un asalariado en el espiral actual de la inflación

Para el ingeniero y supervisor de la planta, Juan Lal, es mejor trabajar en estas condiciones (legales) pues le asegura seguridad laboral: “Antes trabajaba en la minería ilegal, alquilaba equipos (bombas, plantas) y cobraba por grama o sacos. Hace como 10 años. Tuve que salir por la delincuencia”. afirma. 

Los productos básicos y en general, como en el resto del país, siguen siendo un dolor de cabeza para los pobladores, como comenta Maritza

MEJORES SALARIOS DEL PAÍS

Las zonas mineras se ha caracterizado, especialmente en el gobierno de Hugo Chávez, como la cuna del mercado informal, vendedores por doquier, precios generalmente doblan al interior, todo lo consigues: “Si no lo encuentras en tu ciudad, allá lo tienen, seguro” me comentaban, en relación a los medicamentos y alimentos.

Las ganancias generadas palean los altos precios ofrecidos, que les permite, aunque sea alimentarse mejor que el resto de la población, aunque no obtengas la calidad de vida soñada, ni mucho menos.

Una de ellas, que se identificó como Maritza, de 56 años de edad, nos comenta que lleva cerca de 4 años trabajando en el comando, aunque esta no constituye su única fuente. Las cocineras tienen con papel preponderante en el entorno minero, “siempre se consigue trabajos por estas zonas para cocinar” afirma.

Las cocineras en la minería constituye de los trabajos más solicitados por las brigadas, tan importante es, que tiene asegurada la mismas ganancias dentro de la cuadrilla, que constituyen entre 10 y 14 personas. 

La señora Maritza, es proveniente del estado Zulia, específicamente de Maracaibo, expresa que desde el momento que llegó a El Callao, hace 9 años, nunca más se fue, pues “las ganancias son mayores al resto del país”, al momento que reconoce que la situación ha empeorado en comparación con años anteriores.

SOCIEDAD DESCOMPUESTA

Las distorsiones en materia económica del país ha convertido las zonas mineras y sus adyacencias, a través del contrabando, el negocio más rentable para las familias. 

“Esto era una belleza cuando llegué, era todo muy prospero, ahora las condiciones están críticas” pone de ejemplo el mal de los venezolanos en esta época de crisis, la comida, complicada para conseguir y con precios en constante aumento.

Los saqueos a comercios en diciembre del 2016, a su juicio, han sido la causa de que aún, sea un problema para conseguir todos los productos que necesita.

“Los comercios, especialmente los chinos, era donde conseguíamos lo que buscábamos, luego del saqueo hasta esta fecha, tienes que buscar por muchos sitios, pero gracias a Dios se consigue, es lo importante”.

En una economía que vive íntegramente del minero, se posiciona como la base que mueve el sector comercial el alcohol y las corruptelas, se contempla como único entretenimiento del pueblo, en las que se celebra constantemente las ganancias generadas entre los pobladores como afirma Juan, comprador de oro en El Callao, dato también confirmado por nuestro experto, Jesús Ramírez acerca del entorno que se desenvuelve en el sistema social y económico minero.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s