Plaza del Hierro: dos visiones, dos realidades

La Plaza del Hierro es una representación de la sociedad guayanesa desde la década de los 80s hasta la actualidad, como reflejo de la misma ha experimentado cambios, que han afectado de diversas formas a este centro histórico de la ciudad.

Hablar de la Plaza del Hierro evoca directamente a aquella época dorada de las industrias básicas y por supuesto de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Hoy, la imagen que se tiene de este lugar es muy diferente, se le asocia con un lugar, corriente, sucio, descuidado, politizado e incluso peligroso.

Para comprender el estado actual en el que se encuentra y qué sucede en la plaza, es necesario remontarnos a los inicios, revisar su historia y analizar los hechos que han llevado a este histórico lugar a su estado actual.

Fundación  

La Plaza del Hierro se fundó el 29 de diciembre de 1985, popularmente se piensa que su construcción se llevó a cabo con motivo de celebrarse el XXV aniversario de la CVG, sin embargo el verdadero motivo fue conmemorar los diez años de la nacionalización de la industria de extracción del mineral de hierro.

puerto-ordaz-102
Plaza del Hierro, foto publicada por El Minero en 1985

Se tiene esta confusión debido a que su inauguración coincidió con los actos conmemorativos del aniversario de la Corporación. A este acto acudieron las más altas representaciones del poder de la época, destacándose el presidente de la república Jaime Lusinchi, el presidente de la CVG Leopoldo Sucre Figarella, el gobernador del estado Bolívar Edgar Vallée Vallée, además del expresidente Carlos Andrés Pérez. Su inauguración fue un símbolo del progreso de la industria, de la sociedad y de la región.

lusinchi
Edgar Vallée Vallée, Leopoldo Sucre Figarella, Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez (de derecha a izquierda)

La Plaza del Hierro es un espacio abierto, que tiene como objetivo ser un lugar de esparcimiento, recreación y centro de difusión de arte y cultura. Está conformada por cuatro grandes trozos de mineral de hierro, provenientes de la mina El Pao, estos se encuentran sobre una base de cemento revestido con losas de granito rojo, cuenta también con caminerías y bancos de concreto, vagones de ferrocarril representativos de las empresas básicas, haciendo alusión específicamente a Ferrominera Orinoco y la forma de transportar el mineral, además presenta áreas asfaltadas de estacionamiento y zonas verdes.

20170110_130427
Parte central de la Plaza del Hierro

Factores de cambio

Este sitio de suma importancia histórica y cultural, ha sufrido diversos cambios a lo largo de los años, para bien o para mal es pertinente reflejar esta realidad, a raíz de conocer las causas y consecuencias de estos factores de cambio.

Un hecho fundamental en la plaza en los últimos años ha sido la instalación en 2015 de un nuevo medio de transporte público, los BTR (Bus de Tránsito  Rápido) del sistema TransBolivar, cuyas paradas se encuentran en los límites de la plaza, una en la calle Cuchivero y otra en la calle Caura.

20170110_130219
Parada BTR, calle Cuchivero

La instalación de estas paradas o estaciones de los BTR, lograron un gran impacto en la plaza, que era principalmente frecuentada por las personas que se encontraban en las colas para adquirir productos en el Bicentenario, ubicado en el Centro Comercial Zulia, a partir de esto la plaza se convirtió en un centro de transporte de la ciudad.

Además no solo hay paradas para los BTR, sino que existen otros transportes que tienen esta plaza como uno de sus puntos para dejar y recoger pasajeros. Esto ha tenido como resultado una mayor cantidad de población que concurre a este espacio público de la ciudad.

20170110_130353

Los abastos Bicentenario, también han sido factor de cambios en la plaza, aunque este negocio se encuentre en el Centro Comercial Zulia, las colas que allí se forman desde hace algunas años, han afectado el ecosistema de la plaza, ya que las personas usuarias de esta red de abastos usan la plaza como refugio para los tiempos de espera para ingresar al local y poder adquirir productos.

A su vez esta aglomeración de personas, hacen el ambiente propicio para que los vendedores ambulantes se instalen en sus alrededores, en su mayoría vendedores de comida, teniendo en cuenta que muchas de las personas pasan desde muy tempranas horas del día hasta incluso el anochecer, es claro que tienen muchos potenciales clientes.

Aquí te venden de todo, desde comida, bebidas, chucherías… en diciembre vendieron hallacas. Los vendedores han aumentado por la cantidad de gente” comentó Karla García.

Por lo tanto esto ha generado una oleada de basura en los últimos años especialmente por ese lado de la plaza, que tiene como motivo principal tanto la displicencia de los ciudadanos, como a los pocos espacios habilitados para depositar la basura. También a partir de estas colas, y con el fin de estar lo más próximos a poder ingresar en el Bicentenario muchas personas pernoctan en la plaza o sus alrededores.

vagones
Personas esperan en los alrededores de la plaza para ingresar en el Bicentenario. Foto: Wilmer González

En los últimos meses han limpiado, desde diciembre que acomodaron esto se ha mantenido y la gente como que ha aprendido”, asentó Luis Machado, quien vende golosinas en la plaza.

Vandalismo

La plaza presenta varios actos vandálicos, es el caso de los grafitis en los vagones de ferrocarril y también de la casilla de control eléctrico, también del robo de algunas piezas conmemorativas, partes de los faroles y postes de luz que se encuentra en el lugar.

Esta plaza hace algunos años resultaba un lugar sombrío para algunas personas y un refugio para el hampa, sin embargo hoy en día a recobrado un poco de vida con la instalación del BTR, por lo que más personas concurren a esta plaza y es más complicado para los antisociales poder realizar sus fechorías, aunque aun así se han registrado robos.

img-20170126-wa00201

Mantenimiento

Este tuvo a CVG como responsable de su cuidado durante años, hasta que la Alcaldía Socialista del municipio Caroní tomó las riendas del mantenimiento y actualmente CVG volvió a hacerse cargo de ello.

Aunque el sistema es algo confuso y desorganizado. Janet Tovar ingeniera de la gerencia de Servicios Generales de CVG, explicó que cada seis meses se realiza una evaluación general en el estado de la plaza, posteriormente se conforma un grupo de obreros por parte de la  gerencia de mantenimiento y se realiza el proceso.

Desde el punto de vista organizacional, Tovar deja claro que existen ciertos problemas, igual en un momento hay confusión, puesto en primera instancia asegura que el cuidado de la Plaza del Hierro está bajo el cargo de la Corporación de Servicios Patrióticos, sin embargo luego rectificaría, afirmando que efectivamente ellos eran los responsables.

 Además de estas contradicciones, realmente no existe una estructura o previsión presupuestaria, pues según la ingeniera la expectativa de gasto se hace de acuerdo a la situación, los materiales y el costo de la mano de obra. Información que afirma no saber con exactitud debido a que se maneja en un presupuesto interno general de la
CVG.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s