La civilización del espectáculo de Vargas Llosa

mvll_lacivilizaciondelespectaculo
Mario Vargas Llosa, autor del libro La civilización del espectáculo

Elementos como el arte, el periodismo y hasta el erotismo son abordados por Mario Vargas Llosa en un ensayo magistral, que reúne argumentos extensamente avalados por sólidas premisas. La evolución, y en muchos casos involución, de las diversas manifestaciones culturales de cierto grupo social surge como consecuencia de la imposición de categorías de análisis en la matriz de opinión por parte de los medios de comunicación; realidad palpable, realidad que Vargas Llosa desglosa muy bien.

El amarillismo, sensacionalismo y el afán por mostrar productos con mayor atracción estética, pero con poca profundidad en su contenido, comprenden el nuevo patrón de consumo. ¿El espectador es responsable?, ¿la audiencia es la que determina qué consumir y cómo hacerlo? Pues, básicamente, así parece ser, sin embargo hay un aspecto que el autor realza en uno de sus capítulos y es el de la decadencia a nivel educacional.

“El intelectual se ha esfumado de los debates públicos, por lo menos de los que importan. Es verdad que algunos todavía firman manifiestos, envían cartas a los diarios y se enzarzan en polémicas, pero nada de ello tiene repercusión seria en la marcha de la sociedad”. Mario Vargas Llosa.

Críticos coinciden en el hecho que el escritor de origen peruano, ganador de un premio Nobel de Literatura, realiza aseveraciones muy radicales con respecto al concepto actual del espectáculo. Si bien es cierto, el arte para la Europa de siglos pasados se traducía en un constante estudio y por esta razón era un tanto excluyente. Gracias a la perspectiva contemporánea, el área se ha visto influido por tendencias empíricas propias de la cultura popular, cualidad que le otorga un carácter masivo y de mayor acceso.

Muchos abogan por el cambio, por otorgarle justo valor a las nuevas tendencias y hacer eco del producto de la evolución, sin embargo, esa idea se ha tergiversado en el tiempo y es lo que quiere hacer ver Vargas Llosa, no es una simple perspectiva negativa: el consumo por lo fundamentalmente rico se ha perdido, ahora la figura del marketing ha hecho que ciertos movimientos tengan mayor relevancia que lo clásico.

¿Entretenimiento o banalización del espectáculo?

En el caso de Venezuela, por ejemplo, aterrizándolo en un contexto un

ensamble-gurrufio-7

poco más estrecho, la banalización toma fuerza cuando observamos a un grupo numeroso de criollos que prefiere asistir a las funciones teatrales de Orgamos que recitales con el Ensamble Gurrufío o El Cuarteto que son agrupaciones de música académica con repertorio tradicional.

 

Pues sí, es un asunto de gustos y colores, sin embargo, la intervención de la publicidad se hace sentir, es una cuestión de medios de comunicación como comentábamos al inicio y como avala Mario en su obra, un asunto inherente de la Civilización del espectáculo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s