Conspiración o ficción

Las teorías de conspiración, siempre han sido un tema fascinante, sea sobre la política, religión o historia. De igual manera estás teorías son interesantes a medida que buscan dar respuestas alternativas a muchas interrogantes, principalmente hipótesis que contengan dosis de intriga, secreto, corrupción y abuso de figuras o grupos de gran poder, que pretenden mantener un hermetismo hacia una verdad que no desean que sea revelada por intereses privados.

En estas teorías siempre hay algo de verdad y algo de ficción, es uno de los puntos que hace que este tipo de historias nos atrapen tanto como espectadores. Alimentan ese sentido de la curiosidad, especialmente por temas delicados o sensibles donde grandes cúpulas de poder estén involucradas y además nos afecten directa o indirectamente.

El código Da Vinci es una novela, escrita por Dan Brown y publicada en 2003, en ella se recopila y se exponen algunas teorías de conspiración de índole religioso. El libro se basa en la famosa leyenda del Santo Grial, sin embargo la relata y la argumenta de una manera bastante particular.

3a02fb9ba6fbfc16af5d3cd22f0c473d
Portada de El código Da Vinci (2003)

El argumento se centra en la que sería la teoría conspirativa más grande la historia de la humanidad, el secreto que se esconde tras la historia del Grial. En el libro se desvela la hipótesis que se centra en que el verdadero Santo Grial no es un objeto, llámese una copa o cáliz, sino que este es en realidad el fruto de la unión física y sentimental entre María Magdalena y Jesucristo, es decir nada más ni nada menos que la descendencia del hijo de Dios.

Esta hipótesis parece un completo despropósito, pero lo interesante está en el argumento del autor, que utiliza a un personaje protagonista como hilo narrativo a la historia, algo complicada de explicar, y qué mejor personaje para resolver enigmas, códigos y misterios, que un experto en símbolos e iconología religiosa a puertas de una gran aventura, este protagonista es Robert Langdon.

Brown utiliza como argumento y conexión entre la historia y los misterios de la trama a Leonardo Da Vinci, el gran humanista, que según esta teoría pertenecía y fue el líder de una sociedad secreta, que se denominaba el Priorato de Sión, esta tenía como objetivo proteger el secreto de la descendencia de Jesucristo, esta sociedad funcionaría durante siglos resguardando este gran secreto. Sus líderes, también llamados Gran maestre, fueron personajes ilustres de la historia como Botticelli, Isaac Newton y Victor Hugo.

presentacion1
Listado de Grandes Maestres del Priorato de Sión, según los documentos hallados en la Biblioteque Nationale de París

Leonardo Da Vinci dejó pistas, sobre esta verdad oculta, en varias de sus obras que son analizadas, de manera muy interesante por el protagonista  y expuestas de manera brillante por el autor, alimenta la sensación de curiosidad que lleva al lector a buscar dichas obras para comprobar las mencionadas pistas.

Obras como La Virgen de las rocas, La Gioconda y especialmente La Última Cena, son analizadas por los personajes que buscan dar respuesta a la interrogante más grande de todas, en qué lugar se encuentra el Santo Grial en la actualidad. Es en la Última Cena, en la que se presenta el mayor número de argumentos para apoyar que Leonardo Da Vinci plasmaba en su obra diversas pistas sobre la verdadera identidad del Santo Grial, pues en esta obra no se encontraban trece hombres, ya quien está sentado a la derecha de Jesús sería en realidad María Magdalena.

block_2385601-1

Por supuesto no puede existir una buena historia sin un buen villano, pero en este caso no es un solo un personaje, puesto que aunque El maestro es el personaje de la trama que pone en mayor medida en dificultades a los protagonistas, el autor muestra a La Iglesia Católica como el gran villano de la historia, pues de ser estas hipótesis tomadas como ciertas, La Iglesia habría perseguido y asesinado a millones de personas durante siglos con el fin de destruir cualquier prueba que reflejara a un Jesús más humano y menos divino, ocultando esta verdad bajo prácticamente cualquier costo con el objetivo de no perder el poder que ejerce desde hace cientos de años sobre la humanidad.

Desde hace dos mil años, vivimos en un mundo de dioses y diosas. Hoy en día, vivimos en un mundo único donde solo existen dioses masculinos. Las mujeres en la mayoría de las culturas han sido despojadas de su poder espiritual.

Dan Brown

Este es el lado de la historia más polémico sin dudas, pero al reflexionar ¿Es posible? Que una institución tan grande, poderosa, cuyo activo es la fe, que se basa en los valores, principios y enseñanzas del mismo Dios, pueda al mismo tiempo ser una organización tan despiadada y corrupta, que llegue a tal punto, con la finalidad de preservar su poder.

Pues solo hace falta ver ciertos episodios que se han suscitado en la historia de la Iglesia, como es el caso de la Santa Inquisición, en la se torturaba y asesinaba, el Papa Alejandro VI (Rodrigo Borgia), el juicio de Juana de Arco y el de Galileo Galilei, y en épocas más recientes, el caso de los sacerdotes acusados y condenados por pederastia, en muchos de estos casos estas personas fueron apoyados por La Iglesia en la corte, tanto pública como económicamente.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, seguramente nos invitará a reflexionar y pensar más en el fondo de las cosas, ser un poco más críticos e incisivos, no solo aceptar la realidad que se nos presenta. Esto fue lo que me dejó Dan Brown con El código Da Vinci.

33096c1f0e6cf0456d3b096d13bb5187

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s