El poeta del pueblo: Andrés Eloy Blanco

Ya rindió una jornada la fiebre de mis brazos
y aún están los leones de mi numen erguidos:
los músculos alertas para nuevos zarpazos
y firmes los pulmones para nuevos rugidos.”

Andrés Eloy Blanco

Nació en  Cumaná en el año de 1897 fue un escritor y político venezolano. Destacado en las filas de Acción Democrática. Conocido en toda Venezuela no solo por escritos académicos, sino por lo folclórico y también a lo declamatorio de sus verso, además de ser un  distinguido orador, para muchos el mejor que ha tenido Venezuela en el siglo XX.

Tenía inclinaciones hacía lo humorístico vena que sembró no sólo en sus escritos periodísticos, sino incluso en sus versos. Capaz de practicar con gran facilidad y fluidez la poesía social, el artículo de opinión, el cuadro de costumbres, el ensayo, el teatro y la arenga política.

La vida de Andrés Eloy Blanco estuvo marcada por la oposición a regímenes dictatoriales y la represión que sufrió debido a su postura política y la de su familia. Hijo de Luis Felipe Blanco y de Dolores Meaño pasó una parte de su infancia en la isla de Margarita huyendo por  haberse manifestado contra al régimen de Cipriano Castro

otra-de-andres

Llevaba en su sangre, una tradición familiar de rebelión. El caso es que Andrés Eloy desde 1928 se levantó contra el régimen de Juan Vicente Gómez. Desde la universidad participó en los círculos estudiantiles, esto le valió su primer encarcelamiento en la temible cárcel de La Rotunda en 1918.

Fue miembro del Círculo de Bellas Artes en 1916 recibió su primer galardón literario: la “flor natural” en los juegos florales de Ciudad Bolívar. Durante la década de 1920 compaginó la abogacía y la escritura. Publicó en 1921 Tierras que me oyeron, el cual sería su primer libro y en 1923 obtuvo el primer premio en los Juegos Florales de Santander un concurso promovido por la Real Academia Española de la Lengua.

El drama Abigaíl manifiesta su gran sensibilidad al habla popular y su rechazo de los hermetismos. Él mismo bautizó su manera de acercarse a la realidad con el término “colombismo” declarando que no es una nueva escuela, sino un estado del alma, una actitud descubridora del poeta en contacto con la realidad americana.

andres-eloy-blanco

De paso por La Habana, se introdujo entre los escritores cubanos y los exiliados venezolanos. Participante en los movimientos de protesta de ese año y editor del periódico antigomecista El Imparcial. Después del golpe del 7 de abril fue encarcelado de nuevo en La Rotunda, de donde sería trasladado al Castillo Libertador de Puerto Cabello, antes de ser confinado más lejos aún de Caracas, en Timotos y en Valera.

Las autoridades lo liberaron en 1935 ante el agravamiento de su estado de salud para permitirle regresar a la capital, pero con la prohibición de publicar en prensa o hablar por radio,  debido a la popularidad que ya había alcanzado como orador.

Su carrera política comienza su auge después de la muerte de Gómez, fue elegido presidente del Concejo Municipal del Distrito Federal y posteriormente ascendido en Acción Democrática en cuya fundación participó en 1941, el mismo año en que también impulsó la creación del semanario político-satírico El Morrocoy Azul.

orador

En 1945 fue diputado por el Distrito Federal y un año después se desempeñó como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, tribuna que le hizo inmensamente popular merced a su talento oratorio.

Fue ministro de Relaciones Exteriores en el breve gobierno del presidente Rómulo Gallegos, tras cuyo derrocamiento partió al exilio, primero a Cuba y finalmente a México, donde murió en un absurdo accidente de automóvil el 21 de mayo de 1955.

Andrés Eloy.pngEl 6 de Junio sus restos llegan a Caracas y es sepultado al día siguiente en medio de estrictas medidas de seguridad por parte de las fuerzas policiales de Marcos Pérez Jiménez, pocos días antes de su muerte publicó su obra ” Giraluna”.

Debió su fama a sus contundentes y hermosas palabras se alejó de las concepciones de sus contemporáneos. Andrés Eloy Blanco quería su propia voz, como él mismo lo dijera en el prólogo a su libro Poda y para encontrarla debía ir a la fuente de inspiración ideal, y para él esa fuente era el pueblo, el paisaje de Venezuela y América siempre presto a escuchar lo que decía la gente, la calle, de allí la gran popularidad de la cual gozó con sus versos.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s