Robinson Lizano, sombreros, café y periodismo

Robinson Lizano es profesor de la Universidad Católica Andrés Bello extensión Guayana, desde hace 15 años, labora en la escuela de Comunicación Social, es periodista de formación, autor publicado y actualmente se encuentra a la cabeza del diario regional Primicia.

Lizano es uno de los docentes más destacados de la especialidad de periodismo, imparte cuatro materias en tres semestres distintos.

Una de los rasgos que más lo hace destacar cuando atraviesa los pasillos de la Ucab es su uso ecléctico de sombreros y siempre tiene un café en mano. En palabras de Robinson “un café es la bebida que le da sentido a mis días”.

Adriana Tovar: ¿Siempre quisiste ser docente?

Robinson Lizano: No,  en algún momento me llamo la atención hacerlo porque consideraba que era una experiencia enriquecedora y me lo propuse

AT: ¿A qué te dedicarías si no fueras profesor de Comunicación Social?

RL: Soy director de un periódico, quizás escribiría o sería campesino

AT: ¿Qué te enamoró del periodismo?

RL: Muchas cosas, la posibilidad de ver la realidad de primera mano y no a través de ojos prestados, contar historias reales de gente real; ver mundo, ser testigo de lo que ocurre. Jamás lo vi como un apostolado o como la oportunidad de jugar a ser dios o juez

AT: ¿Qué opinas de la enseñanza del periodismo en Puerto Ordaz?

RL: Es muy deficiente, casi no hay profesores de calidad, no hay investigación, no hay autores de libros, la escuela de Comunicación de la Ucab se dedica a complacer caprichos de un sector político y editorial, y termina empleando a profesores sin experiencia ni preparación ni para la docencia ni para el ejercicio profesional.

AT: ¿Hay algún colega de la ciudad que admires?

RL: No.

AT: Si hubiera algo que pudieras cambiar de las universidades que imparten Comunicación Social ¿Que sería?

RL: Cambiar los programas realmente, no maquillarlos sino adaptarlos a la nueva realidad tecnológica y de generación de contenidos que exige la sociedad.

AT: Eres una fuente de cariño y admiración de muchos,  ¿cómo te hace sentir esto?

RL: No sé, a veces lo dudo, pero es un consuelo, una alegría quizás lo único que hace que siga dando clases y no haya renunciado.

AT: ¿Te sientes orgulloso de tus estudiantes que llegan a ser profesionales?

RL: -Claro. Es una de las cosas que más llenan mi vida, ver crecer a los que una vez vi dar sus primeros pasos. Ser testigo del éxito de otro es reconfortante.

AT: ¿Hasta cuánto te ves dando clases?

RL: No sé, quizás hasta el 2017.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s