El ilustre de un país: Cipriano Castro

Militar y político que dedicó los años de su vida a reformar y sublevar una nación. Primero en formar parte de la larga hegemonía en la historia política de Venezuela: los Andinos

Tachirense nacido en Capacho el 12 de octubre de 1858. Se desarrolló en su ciudad natal por varios años dado al trabajo agrícola de sus padres, José del Carmen Castro y Pelagia Ruíz. Sus estudios estuvieron desarrollados en la ciudad de San Cristóbal y prosiguió su formación en el Colegio Seminario de Pamplona, Colombia en 1872.

Su inclinación política era más que notable, desatendió su educación formal para instruirse en el conocimiento de los postulados del Movimiento Liberal Colombiano de la época. Examinó los escritos de sus dirigentes más liberales, entre ellos se encontraba el poeta José María Vargas Vila, también presenció y estuvo como espectador en las concentraciones masivas del Partido Liberal del mismo país. Por consecuencia, abandonó la carrera civil para retornar a San Cristóbal, donde empezó a trabajar como dependiente de la casa Van Dissel, Thies y Cía, empleo que dejó para irrumpir de manera definitiva y contundente en el mundo de la flamante política.

En 1890 se apoderó de la Comandancia de Armas hasta ser electo y diputado por el consejo de Táchira al Congreso Nacional. El desempeño de Castro en el Parlamento lo impulsó a darse a conocer entre las figuras políticas caraqueñas, sobre todo en el círculo lleno de poder del presidente Raimundo Andueza Palacio, con quien prosiguió hacia sus planes continuistas. Tras seguir en apoyo con Andueza, regresó al Táchira en marzo de 1892, en el cual recibe la colaboración de Juan Vicente GómezEmilio Fernández y Francisco Antonio Colmenares Pacheco, quienes le organizaron un ejército para enfrentarse a la Revolución Legalista que se había fomentado en toda Venezuela y que tuvo entre sus principales mandatarios a Joaquín Crespo.

Tras gloriosos y exitosas batallas en Palmira y San Juan de Lagunillas, regresa a Mérida con el propósito de marchar hacia Caracas pero Joaquín Crespo le había tomado ventaja contra las fuerzas de los “anduecistas” que aún seguían en marcha. Tal razón lo hizo marchar al exilio y permaneció 7 años, comenzando en 1892 hasta 1899, en la hacienda Los Vados, en las cercanías de Cúcuta. Mientras tanto Gómez se instaló en una finca vecina.

Salto a la presidencia

En 1898, dado a que aumentó la descomposición del nuevo gobierno de Ignacio Andrade, creció el favoritismo hacia los partidarios de Castro, del cual se formó un Comité Revolucionario. A principios de 1899, luego de encuentros fracasados con Rangel Garbiras, con el fin de realizar una acción conjunta. Por lo ocurrido, Cipriano decidió organizar junto con Juan Vicente Gómez y otros partidistas, la denominada Revolución Liberal Restauradora, que comenzó con la invasión del territorio nacional el 23 de marzo de 1899.

El movimiento revolucionario toma la victoria en sus manos luego de librarse de largas disputas, por la misma razón, el presidente Andrade abandonó el país ante el abrupto avance de Cipriano, quien finalmente entró en Caracas el 22 de octubre de 1899 encargándose de la presidencia de la República hasta diciembre de 1908.Una vez en el poder, Castro tuvo que batallar con una ola política por parte de las minorías opositoras nacionales como internacionales.

cipriano_castro_by_herrera_toro
Cipriano Castro envestido como Presidente de la República.

Tras su largo y angosto recorrido por las turbulencias de una revolución encendida, dio el estallido de la Revolución Libertadora en 1901, la cual culmina en 1903, asumida por el banquero Manuel Antonio Matos. En la misma hubo un aporte monetario y financiero por parte de compañías extranjeras; el bloqueo de las costas venezolanas por parte de las armadas de Inglaterra, Alemania e Italia, los cuales motivaron la célebre proclama de Castro:

“Venezuela, la planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la patria”

Tras el fin de su estancia en la República, Cipriano tomó medidas severas para poder superar las trabas opositoras en su gobierno y poder reformarlo. Castro aniquiló los centros dispersos de poder político, los llamados “caudillos“, y preparó  la desaparición de un política plenamente autoritaria, lo que causó un revuelo de críticas y opiniones por parte de personas involucradas en el poder. En 1908 el tachirense es sometido a una delicada operación quirúrgica en Alemania, dejando de esta manera en el poder de manera transitoria al vicepresidente de la República, general y compadre Juan Vicente Gómez, quien aprovechó sus estancias en el poder para dar un inesperado golpe de Estado, el 19 de diciembre de ese año.

Castro nunca regresaría a Venezuela con vida, muriendo en el exilio el 4 de diciembre de 1924.

diapositiva1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s